¿Cuáles son las CAUSAS y SÍNTOMAS de la gota?

Este es un tipo de artritis que ocurre cuando se tiene demasiado ácido úrico en la sangre y se forman cristales filosos en una de las articulaciones. Pero, ¿por qué esto ocurre y cuáles son los síntomas de la gota más frecuentes?

Hombre con dolor en el pie (síntomas de la gota)

Esta enfermedad suele afectar la articulación del dedo gordo del pie, sin embargo, también puede atacar el antepié, los tobillos, las rodillas, las muñecas, los codos y los dedos de las manos.

Usualmente la gota afecta sólo a una articulación a la vez, pero si no se trata, puede terminar atacando a varias articulaciones.

Las causas de la gota

La gota es causada por un nivel excesivo de ácido úrico en la sangre, una condición conocida como hiperuricemia.

El ácido úrico se origina en el cuerpo durante el proceso de descomposición de las purinas. Estos compuestos químicos se encuentran en niveles muy altos en alimentos tales como la carne roja, aves y mariscos.

Normalmente este ácido se disuelve en la sangre y, al pasar por los riñones, es filtrado y excretado del cuerpo en la orina.

Pero si se produce mucho ácido úrico o no se puede eliminar en cantidades suficientes, puede acumularse y formar cristales similares a agujas. Son dichos cristales los que desencadenan inflamación y dolor en la articulación y los tejidos próximos a la misma.

Por otra parte, ciertas afecciones, como los trastornos de la sangre y el metabolismo o la deshidratación, hacen que el cuerpo produzca demasiado ácido úrico.

Además, un problema renal o tiroideo, o un trastorno hereditario, pueden dificultar que tu cuerpo elimine el exceso de ácido úrico.

– Los factores de riesgo

Existen varios factores que pueden aumentar los niveles de ácido úrico en el organismo.

Es más probable que te dé gota si tú:

  • eres un hombre de mediana edad o una mujer posmenopáusica;
  • tienes padres, hermanos u otros miembros de la familia con gota;
  • consumes demasiados alimentos ricos en purinas, como carnes rojas, carnes de órganos y mariscos;
  • bebes alcohol, ya que interfiere con la eliminación del ácido úrico del cuerpo;
  • tomas medicamentos como algunos diuréticos y los que contienen salicilato;
  • tienes exposición frecuente al plomo, algo que se ha relacionado con algunos casos de la enfermedad;
  • tienes sobrepeso, ya que hay una mayor rotación del tejido corporal, lo que significa una mayor producción de ácido úrico como producto de desecho metabólico;
  • tienes otros problemas de salud, tales como presión arterial alta, insuficiencia renal, enfermedad de la tiroides, diabetes o apnea del sueño;
  • pasaste por un trauma o cirugía reciente.

¿Cuáles son los síntomas de la gota?

En primer lugar, hay que destacar que algunas personas tienen demasiado ácido úrico en la sangre pero no presentan síntomas. Esto se llama gota asintomática.

Por lo general la enfermedad se vuelve sintomática de forma repentina y muchas veces en medio de la noche.

Los síntomas agudos de la gota aparecen rápidamente por la acumulación de cristales de ácido úrico en la articulación y duran de 3 a 10 días.

El dolor puede ser insoportable y las primeras 4 a 12 horas suelen ser las más dolorosas.

Los signos más comunes de un ataque de gota son:

  • Dolor súbito e intenso en una articulación, generalmente en la mitad de la noche o temprano en la mañana.
  • Luego que el dolor más fuerte pasa, quedan molestias en la articulación que pueden durar días o incluso algunas semanas.
  • Sensibilidad en la articulación afectada, que puede quedar cálida al tacto y tener un aspecto rojo o púrpura, con hinchazón.
  • A medida que el ataque avanza, se puede presentar rigidez en la articulación.

Entre los ataques de gota no hay ningún síntoma, pero hay una gran probabilidad de que las crisis siguientes sean más largas y afecten a otras articulaciones.

Consideraciones finales

Si la gota no se trata durante largos períodos de tiempo, los cristales pueden formar protuberancias llamadas tofos debajo de la piel, en la articulación y el tejido blando que la rodea.

No duelen, pero pueden afectar el aspecto de la articulación y dañarla de forma permanente. Si los cristales se acumulan en el tracto urinario, pueden formar cálculos renales.

En otras palabras, si no se trata, la enfermedad puede volverse crónica.

Así que, si tienes un ataque de gota, ve a tu médico tan pronto como sea posible. Hasta tu cita, puedes poner hielo sobre la articulación y tomar medicamentos antiinflamatorios, como naproxeno e ibuprofeno.

Por ahora fue todo. Espero que estas informaciones sobre las causas y síntomas de la gota te sean de mucha utilidad.

¡Muchas gracias por visitar mi web!

Déjame tus preguntas o comentarios más abajo. Te responderé a la mayor brevedad posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro + ocho =

Información básica sobre protección de datos
Responsable por los datos: Samuel Ponce | Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Destinatarios: Los datos que facilitas estarán hospedados en los servidores de la empresa Hostinger | Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. | Ve la información detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.